LO QUE NO TE CONTÉ DE MI AÑO MIENTRAS TE HACÍAS LA OCUPADA.

Qué año, ¿cierto? Ufff…

Se va terminado y estoy en casa con toby escribiendo. Acabo de terminar una asesoría personalizada y luego, le di una manito al arbolito. Me empieza a agarrar la nostalgia y emocionalidad ful.

Esta temporada siempre me gustó hacer una buena reflexión del año, capturar los aprendizajes más importantes y esas cosas que no me quiero olvidar el año siguiente. En cómo planificar mi 2020.

Nada de: “me fue #majomenos ahí. El próximo será mejor, si se lo pido al niño Jesús y salgo con una maleta, seguro se me da, y al fin conozco Argentina.” Nada que ver.

Me siento tres días papel en mano y empiezo a ordenar mi siguiente año. ¿por qué lo hago? Porque funciona.

Escribirlo es la forma de asegurarme que quedan capturados, y puedo volver a verlos todas las veces que quiero. Me da perspectiva, orden mental y metas profesionales más claras alineadas a lo que quiero. Es un ejercicio muy poderoso. Te invito a que lo hagas para tu negocio también.

Un gran reto este año, fue consolidar mi migración a Chile.

El terminar de entender, que ya no estoy en el lugar donde viví toda mi vida, donde conozco a muchísima gente y muchos más me conocen, donde tenía casa propia, un grupo de buenos amigos cercanos y reales, un lugar en mi iglesia, negocios, sociedad, medios de comunicación y mucho más, ya todo eso, no existía y tuve que aprender a abrazar y amar mi nueva realidad.

ME SENTÍ ALGUNAS VECES INSEGURA.

Es fácil verla llegar.

Te miras al espejo y aparece. Sales de casa y se te pega como chinche. Tienes una cita importante para la que llevas días preparándote, y se planta allí.

Muy dispuesta. Te vas de compras y se cuela hasta el probador. Incluso cuando estás en el trabajo, a punto de entrar en la reunión más horrible, y se sienta a tu lado.

Es incansable, insaciable, indomable e insoportable. Cada uno tiene la suya, pero nadie se libra. Y LA QUE DIGA LO CONTRARIO MIENTE. Aunque sea pequeñita.

En mi caso, sentía esa malévola voz en la cabeza diciéndome «Con ese acento nadie te va entender », «Que estás en su terreno por lo tanto acepta lo que te propongan así no te guste» «Una extranjera poco asciende acá». ¡Cállate ya por favor!

Si no te pones pilas, esto puede pasarte por encima y al final, te vez atendiendo la tienda de los chinos con cara de martes 13. Que ojo, trabajar de dependiente no está mal; pero cuando tus habilidades son otras, a cualquiera le pasa, y ¡zas! Cae presa de la inseguridad.

HOY TE QUIERO COMPARTIR LO QUE APRENDÍ ESTE AÑO, POR SI TE SIRVE DE INSPIRACIÓN, PLANTEARTE METAS Y SUEÑOS EL PRÓXIMO AÑO.

Son ese tipo de lecciones importantes que no quieres dejarlas pasar por alto porque creciste, reíste lloraste y ¡aprendiste! con ellas.

 

1 SER MÁS CREATIVA, ME HIZO MÁS PLANIFICADA.

Para mí la palabra planificación no es una palabra aislada. Quién me conoce lo sabe. Planificar es lo opuesto a ponerse las manos en la cabeza para pensar qué traerá el día de hoy a ver si le atinas.

Este año estuve decidida a darle forma y consolidar mi marca personal en mis redes sociales. Tenía tres años con otro nombre y ya era el momento de hacer el salto. Cosa que tuvo mucha aceptación, participé como conferencista en dos eventos grandes en Chile para emprendedoras y fui instructora vía online de uno en México.

 

También pasé mi podcast del canal WhatsApp a todas las plataformas digitales pudiendo expandir el mensaje. En un año, tiene más de 800 descargas sumado a los del primer grupo, posee aproximadamente 1600 reproducciones. Tal vez para ti sea un número bajo; para mi es un número por el cual me siento realmente orgullosa.

Una de las cosas más increíbles fue tener mi sitio web. Estuve un año intentando concretarlo y no se me daba. Mi casa digital estuvo lista para recibir a 800 suscriptoras en menos de un año. Y no solo eso, cree mis dos primeros infoproductos que se vendieron muy bien.

¿FUE OBRA DE LA CASUALIDAD? NO, DE LA PLANIFICACIÓN.

Muchas veces escucho que escribir o hacer las cosas con tanta planificación, no deja espacio a la creatividad cuando fue, al contrario. Como estaba enfocada en mi actividad del mes, y lo había definido como prioridad, me dio el tiempo suficiente para crear, investigar y ser creativa al presentar mi contenido.

Que agotamiento tan grande hubiese sido todas las mañanas pensando: ¿qué escribo hoy? De seguro hubiese hecho lo que hace todo el mundo: posponer.

PLANIFICAR SE TRATA DE ANTICIPARNOS Y MEJORAR NUESTRA CAPACIDAD PARA CREAR.

Es adelantarse a las actividades que deseas alcanzar. Y mira que sabroso ir logrando cada meta y ponerle el gachito de “alcanzado”.

2 SER EXTRANJERA Y EMPRENDEDORA, PUEDE SER MUY SOLITARIO; PERO SE HACE MÁS LLEVADERO SI DAS EL PRIMER PASO.

¿Imaginaste la semejante presión? Si de por sí, emprender online es solitario, no te imaginas cuando le sumas el hecho de ser extranjera.

Te sientes como pez fuera del agua. Comprender que este país es un nuevo mercado, así como su cultura, costumbres y maneras de comunicarse es un gran desafío y he tenido que ser yo, muy intencional en eso.

Las oportunidades no me llegan a la puerta, así como en Venezuela porque obvio, era mi casa, en mi ciudad con mi red de contactos.

Ahora debía ser yo quien tenía que dar el primer paso. Eso permitió conocer nuevas mujeres, lideresas y emprendedoras. Otras formas de pensar y conocerlas sin prejuicios o ideas preconcebidas.

melinagarrido.com

Me preparó para el 2020. Ya no me estoy estableciendo, ya estoy establecida, tengo conciencia que debo reconstruir a pulso lo que tenía e ir por mucho más, pero desde un diferente escenario y actores. Sigo aprendiendo poh 🤣

DEJÉ DE MIRAR LO QUE NO TENÍA, Y ME CONCENTRÉ OFRECER MI VALOR DIFERENCIAL

Hay clientas que me dicen que no les gustaría que una venezolana les redactara su sitio web, y otras, precisamente por esa misma razón me contratan. Por cada caída, siempre llegará una mujer con un sentido de sororidad absoluto que también valorará la belleza de las diferencias.

No pierdas tu sentido de propósito para agradarle a otros porque irremediablemente perderá el alma, y sin alma, nada puede avanzar con éxito.

Hice un Instagram live con Womans Power en Chile, Mirelis Santa María en Panamá, tres españoles espectaculares (Javi pastor, Pepa cartini, Cristina fuertes) Escribí para el blog de Camila Cruz (nosotras el blog) y de seguro vendrán más.
Porque cuando a los que hacen cosas similares, los comienzas a ver como potenciales alianzas en lugar de potenciales competidores, te cambia la mirada y te cambian las emociones. Nada más satisfactorio que eso. Fuera soledad.

3 DEJAR IR NO ES DECIR ADIÓS. ES UNA FIESTA DE BIENVENIDA

Lo que funciona en una etapa del negocio no necesariamente es lo que necesitas en la siguiente.

Mis primeros años como independiente, fue prestando servicios como gestionadora de comunidades online (community manager) Luego el copywriting me encontró, y lo demás es historia.

Tuve que despedirme de mi primer oficio para crecer y especializarme.

Hasta ahora gran parte de mi foco ha estado en las mentorías personalizadas y redacción de sitios web, mientras iba creando los productos digitales que quería tener. Este año armé los dos primeros.

Tengo claro el modelo que quiero es 100% online, para poder trabajar desde cualquier lugar y con libertad de horarios. Esa fue la razón por la que empecé a emprender. Es lo que deseo crear.

El reto para el próximo año es acercarme aún más a ese modelo de negocio. Duplicar mi lista de suscriptoras y potenciales clientas. Eso implicará de seguro la renuncia en algunos proyectos, pero estoy dispuesta.

Tenía la idea preconcebida de que lo personalizado (asesoría uno a uno) tenía que ser mejor que lo online. Nada más alejado de la realidad. En los cursos online hay una alta dosis de participación y contactos que te quedan luego. Luego de un taller online suelen quedarme amigas, negocios y hasta recomendaciones.

Y aunque tengo proyectado realizar un taller presencial el próximo año, quiero que lo online sea cada vez más parte de mi marca.

ENTENDÍ QUE, PARA CRECER, TAMBIÉN HAY QUE DESPEDIRSE.

 

Me siento preparada, emocionada. Honraré mis batalles del 2019, con un 2020 lleno de frutos para Dios, para los míos, para mis amigos, para nuevos amigos y personas por conocer y para mis metas personales.

Decide qué quieres y olvídate de que alguien lo haga por ti. No es justo poner en manos de los demás algo que solo puedes hacer tú. Y ahora regálate. De hecho, te obligo a hacerte un regalo. Regálate una experiencia.

Regálate un taller presencial para tu negocio. Vete de vez en cuando a un paseo sola sin rumbo con el objetivo de conocer algo distinto. Contrata esa mentoría que llevabas tiempo deseando, participar en un evento, leer un libro o tal vez ese labial rojo que querías por puro capricho que también cuenta.

Mujer: Regálate el coraje para hacer algo que te dé un poquito de miedo. Y, si lo necesitas, regálate ratitos con los tuyos, que llenen el alma.

Eres determinante: Feliz año guapa. Por más palabras que te hagan sonreír.

¡Sonríe al Escribir!

Meli.

 

 

 

También te puede interesar...

10 comentarios en “LO QUE NO TE CONTÉ DE MI AÑO MIENTRAS TE HACÍAS LA OCUPADA.”

  1. Uff Meli que entrada más suculenta, me gustó mucho, muy lindo ver como me has dado la vuelta a tu negocio, a ti misma, a tus batallas, es muy alentador y me ha inspirado mucho. Me encantaría ver un ejemplo real de cómo planificas, de cómo viendo tu año que pasó plantas las nuevas estratégias a seguir para este 2020. Me encantó leerte
    Besos, feliz Navidad y un bendecido 2020
    Vane

    Responder
    • Vane mira que interesante, esa no la había pensado. Tienes razón eso debería por igual compartirlo. Voy a preparar material para enero escribir un artículo. Gracias por acompañarme y comentar. Un abrazote cargado de profundo cariño.

      Responder
  2. Yo estoy orgullosa de que seas venezolana, me encuentro en Argentina y a veces revisando Instagram leyendo comentarios veo que te mencionan y me emociono ☺ Definitivamente es necesaria la reflexión a final de año y la preparación de la planificación de nuestros próximos trimestres. Bendiciones, luz y amor en este nuevo año Meli. Gracias gracias gracias

    Responder
    • Ay no pero que bellllllaaaa. Inserte carita sonrojada y feliz y merengue de los 90 jajajaja. Gracias de verdad Gracias por este comentario tan bonito. Aquí vamos trabajando con sentido y propósito para ustedes. Un abrazo bonita.

      Responder
  3. Ay Meli! Me encantó leerte, bien tarde lo hice ya que había estado dándome tiempo para mi entonces ni los correos revisé y ahora me encuentro con tus palabras que le dan justo al pensamiento que estaba teniendo con respecto a como quiero plantearme mi año.
    Ya en estos primeros días del mes me puse a full planificar muchas cosas, todo escrito a lápiz porque así se me da más fácil, asi que concuerdo con varias cosas que dices y feliz de saber que somo haaaartas en el mismo camino de una u otra forma.
    Saludos y disfruta el resto de tus vacaciones.
    Macarena (MAI DISEÑO)

    Responder

Deja un comentario