¿TU POTENCIAL CLIENTE ES MUJER? APRENDE A ESCRIBIR UN BUEN TESTIMONIAL

Convencer a una mujer para que compre un producto o servicio en internet, no se da de la noche a la mañana. Quien te lo diga, miente. Si se trata de persuadirnos, cuesta el doble. Muchas, compramos por la emoción del momento, indecisión ooooo…Lo que nos dicen otras.

Por lo tanto, debemos esforzarnos para ser seleccionadas. Tu potencial clienta, al buscar en internet quiere estar segura del profesional a quien van a contratar. Quiere saber si el servicio funcionará para ella. ¡Pues hasta yo!

Cuando escoges a alguien, es probable que haya sido gracias a que otras, han usado tus servicios con anterioridad. “Si a ella le fue excelente, yo quiero eso también para mi” es lo que se piensa usualmente. El reto al que profesionales digitales nos enfrentamos, es asegurar que también seamos una opción segura y confiable. Demostrar que podemos ofrecer un servicio altamente competitivo.

¿Alguna herramienta para hacerlo? ¡testimoniales o prueba social!

Ahora bien, primero lo primero.

Definamos qué es una prueba social:

La prueba social, es un principio de psicología social que se utiliza en marketing. Tiene por objetivo mostrar como otras personas se han beneficiado con tus productos o servicios. Sirve como poderosa herramienta para establecer confianza y alentar a potenciales clientes a tomar acción.

En criollo, esto se traduce en:

La gente seguirá a la multitud, si cree que hay algo también para ellos.

¿POR QUÉ NECESITAS ESCRIBIR TESTIMONIALES CON PERSUASIÓN EN TU NEGOCIO ENFOCADO EN LA MUJER?

Porqué en nosotras, ejerce una fuerte influencia en la toma de decisiones, despejas dudas y muestra como tu solución las ha satisfecho de distintas maneras.

 

¿Deberías utilizarlos en tu sitio web o redes sociales?

A ojo cerrado sí. Puede mejorar tus resultados dramáticamente.

Escribir algunos testimoniales para terapeutas, abogadas, o psicólogos en sus plataformas sociales puede ser un poco más complicado debido a temas éticos. Por lo tanto, algunos de los métodos a continuación no son aplicables a todos. Sin embargo, la mayoría podrá ser utilizado por otras profesionales.

ESTRATEGIAS PARA ESCRIBIR BUENOS TESTIMONIALES:

  1. Utiliza beneficios y ventajas:

Incluir testimonios en tu sitio web y tener reseñas de usuarias satisfechas, son algunos de los mejores tipos de pruebas sociales que existe. A las mujeres nos encanta leer citas directas de cómo otras, han logrado los resultados que desean.

Se imaginan a sí mismas en la piel de la persona cuyo testimonio o reseña leen, y es más probable que se convenza de que puede beneficiarse de tus servicios y productos.

El mejor formato para los testimonios, es describir la situación antes de que tu cliente se beneficiara de tu servicio o producto y luego, los resultados que logró.

 

Ejemplo de texto sin Copy:

“Las joyas de Lorena son de acero inoxidable con detalles sutiles en oro blanco y color dorado que me gustan mucho”.

Con Copy:

“Adquirir las joyas de Lorena ha sido una gran inversión para mí. Por estar diseñadas de acero inoxidable, no se corroen fácilmente, y por supuesto duran el doble de tiempo. También me permiten combinarlas con ropa casual y elegante, eso me gusta porque las adapto a mi gusto. Además, la atención en sus redes sociales no me la he encontrado con casi nadie. Es realmente esmerada”.

¿Se nota la diferencia al utilizar beneficios y ventajas? Claro que sí.

Usando características estarás describiendo el producto o servicio, tamaño, color, composición, etc. Al utilizar la ventaja, lo comparas frente a otro producto o servicio competidor. Y al redactar los beneficios, destacas aquellas mejoras que experimenta el cliente final, y que cubren sus necesidades.

2. Sin tanto azúcar por favor

Evita expresiones poco convincentes y demasiado edulcoradas tipo:

“Hola, soy Alejandra Martínez. Vivo en Maracaibo. Con Carolina me fue espectacular, porque ella es fantástica. Es la mejor”

¿Acaso este texto te indicó algo específico de cómo ayudó Carolina a su cliente o qué habilidades específicas tiene Carolina? ¿Cómo estaba Alejandra y en qué situación se encontraba antes de contratar los servicios de Carolina? ¿Te habló algo de la diferencia entre contratar a Carolina y contratar a otra profesional?

Eso al final, no le dice o aporta nada, a quien está leyendo la cita.

3. Específico

 

Lo digo en mi artículo sobre el poder de lo específico y la brevedad al escribir. (Te envío el enlace que de seguro te ayuda)

Eso no deja de lado la escritura de un buen testimonial, pues les brinda foco y estrategia. En algunas veces, hasta con menor cantidad de palabras.

Ejemplo de testimonial disperso:

“Puedo decir con propiedad que este curso de productividad de Fernanda fue un proceso de introspección, de hacerse preguntas sobre lo que me hace vibrar, lo que quiero para mí y para mi entorno en cuanto a mi manera de atender a los clientes. Creo que gracias a este curso pude volver a tener sueños nítidos”.

Constanza.

Siendo específica:

“Con el curso de productividad desarrollado por Fernanda, tuve un incremento del 30% de mi rendimiento comercial los primeros tres meses luego de hacerlo, acortando los tiempos de espera de mis clientes. Con lo aprendido, gané el doble de tiempo y dinero. Al fin, pude dedicarme a dos proyectos que estaban estancados”

Fernanda.

Fueron ejemplos reales te cuento. No hay mucho qué decir. La segunda opción le ofrece resultados “tangibles” a tu potencial cliente.

4. No los inventes y pongas en su boca palabras que no han dicho:

No veo manera más rápida para que tu reputación se vaya al piso, que inventar o mentir en un testimonial.

No pierdas la voz, y expresiones reales de tus clientes. Usa su misma forma de narrar su experiencia contigo. Utiliza sus propias palabras y jerga, pues estarás aportando autenticidad y honestidad a tu marca.

El uso de nombres completos, sitio web y fotografía, también mejora la credibilidad, confiabilidad de los testimonios. Eso incluye tus redes sociales. Mira por ejemplo mi cuenta de instagram

Ellos, tienen la capacidad de aumentar la empatía y capturar la atención de tu potencial cliente una vez que llega a la web.

5. Número de suscriptores de correo electrónico

Suscribirse a una lista de correo electrónico o boletín requiere mucha confianza, especialmente ahora con la gran cantidad de boletines electrónicos disponibles.

Si tienes muchos suscriptores, una buena idea es mostrar la cantidad de personas que ya se han registrado en tu lista de correo electrónico para ayudar a generar confianza en que vale la pena registrarse.

Si aún no tienes muchas suscriptoras, incluye algunas citas de mujeres que describan el valor de ser parte de tu comunidad.

Tuve una clienta que en su sitio web tenía 50 mil suscriptoras.

En lugar de escribir “suscribirse” en el botón de registro en el que las usuarias hacen clic para ingresar a la lista de correo electrónico, escribí un botón que dice: ” Súmate a más de 80,000 emprendedoras que reciben recursos y tips gratis”.

La prueba social está en el botón.

Tener más de 80,000 suscriptoras muestra que mi clienta tenía muchas seguidoras, y su contenido es lo suficientemente confiable y de utilidad como para ser parte, y el uso de la palabra “emprendedoras” también ayuda a otras mujeres a identificarse con un grupo.

La primera vez que pedí testimonios me llegaron los típicos “me gusta muchos trabajar con ella”, “he mejorado mucho, la recomiendo”. Y por supuesto hice algo al respecto.

Mi deber fue guiar a mi clienta con preguntas focalizadas y específicas para facilitar sus respuestas, utilizarlos con honestidad y ser efectivos.

Al final, mis potenciales clientas (quienes leían) iban a su web o redes sociales a revisar y eso, aportaba tráfico para ella por igual. Es un ganar-ganar.

La prueba social funciona.

Refuerza tu voz de marca, comunicación y proceso comercial, al generar confianza y credibilidad. Inspira a las personas a querer lo que tienen sus otros clientes, seguidores y suscriptores.

¿Estás utilizando algún método de prueba social en tu sitio web o redes sociales? Si no, ¿cuál de estos métodos podrías agregar?

Por favor cuéntame en los comentarios a continuación.

 

 

También te puede interesar...

6 comentarios en «¿TU POTENCIAL CLIENTE ES MUJER? APRENDE A ESCRIBIR UN BUEN TESTIMONIAL»

  1. Está buenísimo Meli!! Tengo varios testimonios así como lo dices: “Me encantó trabajar contigo” y claro eso no dice nada, ni cuál fue la situación, ni en qué mejoró.

    Muchísimas gracias.

    Responder
  2. Excelente post Meli!! Como siempre entregando mucho contenido de valor para las emprendedoras. Gracias!
    A nosotras también nos pasa lo mismo… recibimos felicitaciones y comentarios de apoyo pero muy abiertos.
    Con que tipo de preguntas podríamos guiar los testimonios?
    Un abrazo

    Responder
    • Pame te recomiendo: inicia con preguntas acerca de cómo estaba la emprendedora “antes” de recibir su servicio. ¿Qué preguntas tenía? ¿Cómo se sentía antes? (frustrada, rabiosa, con dificultad para conectar) y luego la siguiente pregunta debería apuntar a cómo está “ahora” y que aprendió con tu servicio. ¿Qué logró o logrará?

      Responder
  3. Me encanto Meli, Creo que cuando se pide el testimonio a a clienta es importante guiarla en lo que uno quiere . Por ejemplo, necesito “solo ” 2 cosas ; 2 beneficios de mi producto ( o servicio) y algun resultado tangible de este. Asi la clienta sabe que espera uno de ella , de su testimonio.
    Mil gracias

    Responder

Deja un comentario