Melina Garrido

escribir presupuestos persuasivos

6 PASOS PARA ESCRIBIR UN PRESUPUESTO IRRESISTIBLE Y AUMENTAR TU POSIBILIDAD DE CERRAR MÁS VENTAS

¿Cómo escribir un presupuesto irresistible? ¿Cómo redactar una propuesta comercial que pueda ser vista de manera convincente y profesional?

A poco no es lo que queremos todas. Claro que sí. Ven, te cuento mi historia. Aquí te enseñaré cómo llegue al modelo que utilizo, y me ha dado excelentes resultados.

Cuando inicié mi trabajo en digital, lo hice ofreciendo mis servicios como community manager. Lo he contado en algunos correos y artículos.

Para quienes no saben, estos profesionales se dedican a la administración y gestión de marcas en redes sociales.

Total, que mientras el negocio iba creciendo, también las solicitudes de mis servicios. Cosa muy buena, pero en mi caso fue, al contrario. Y te lo digo en serio.

No entendí cómo en ese momento hubo gente y negocios que me contrataron para ser honesta.

Sería Dios y el espíritu santo en aquella época, no me faltaba el trabajo porque si era por la forma tan desastrosa de presentar mis servicios, aquí estuviera sin medio dólar, y más triste que el Chavo del Ocho sin su barril.

¡Qué terrible! Era absolutamente espantosa.

No me enorgullece contarlo, pero ¡ajá! ¿para qué mentirte a estas alturas de mi vida?

Ahora, cada vez que doy este taller en academias y cursos online, de entrada, sale una alumna…

 

Meli: ¿En serio puedo usar redacción persuasiva para presentar mis servicios o productos?

Respuesta: ¿Y es que hay otra manera?

Con todo lo aprendido, no conozco una forma más efectiva, dinámica, creativa y persuasiva de mostrarlos que haciendo uso del copywriting.

De hecho, presentar un presupuesto comercial es probablemente, uno de los momentos más críticos en el proceso de conversión de ventas. ¿cómo no usar la redacción persuasiva a tu favor si precisamente estás convenciendo a tu potencial cliente de que tu opción, es la mejor?

Como diría una amiga: “El chiste se cuenta solo”.

AHORA TODO CAMBIO

 

Reemplacé mi presupuesto de una página maltrecha en Word, por una propuesta de inversión de, al menos 6 etapas que vende desde el párrafo inicial, hasta el final.

En esta secuencia te explico como escribir un presupuesto irresistible y aumentar tu posibilidad de cerrar más ventas:

ETAPA 1: SALUDOS Y PRESENTACIÓN PERSONAL

¿No te ha pasado entrar en una tienda, y al preguntar por el precio de algo, apenas la vendedora te responde?

De hecho, en mi caso, me pone tan de malas que a veces me digo: “Así me guste lo que veo, me voy de este lugar con atención tan horroronda”

Bueno, así se siente quien recibe una propuesta, y ni siquiera un saludo inicial de tu parte recibe.

Preséntate con un resumen razonablemente breve. Te ayudará a demostrar tu experiencia y credibilidad. Mira que no es el área para egos ni titulitis (escribir los 358 títulos que posees).

Por el contrario, es el área adecuada para escribir cómo los clientes se han beneficiado de tu experiencia

Tu objetivo es recordarle a tu lector por qué pensó ponerse en contacto contigo en primer lugar. Y ten en cuenta que tu cotización podría transmitirse a otras personas que no te conocen, por lo que esta sección, también podría ayudarte a vender tus habilidades.

  • Añade una fotografía profesional de ti. Aumentará la confianza. Recuerda, sin confianza no hay ventas.
  • Explícale qué puedes hacer por ella y cómo podrías ayudarle.
  • Escribe de manera cercana, natural y aléjate de lo automático. El objetivo es que pueda sentirse en confianza con una profesional dispuesta a ayudarle, y no hablando con un robot.

ETAPA 2:  MEJOR QUE LO DIGAN LOS DEMÁS (PRUEBA SOCIAL O TESTIMONIALES)

Incluye capturas de pantalla de las opiniones de tus clientas sobre el resultado obtenido contigo.

Si alguna te grabó un video narrando su experiencia, o tal vez una fotografía utilizando uno de tus productos insértalo. En estas cosas, es válido y una forma muy efectiva para desarrollar la confianza de tu potencial clienta.

En esta publicación que te anexo, podrás escribirlos con persuasión. (clic en artículo del blog)

 

PÁGINA 3: LA OFERTA COMERCIAL DE TU PRESUPUESTO

En esta etapa tu clienta probablemente está ansiosa por saber el precio.

Es importante que describas que entiendes los objetivos del proyecto y hasta dónde puedes ayudar. Esto le recuerda que has estado leyendo la propuesta, que tu comprendes lo que quiere lograr. Con esto me refiero a que tu propuesta deberá estar personalizada para “esa” clienta.

Describe tu proceso. ¿Para obtener el servicio o producto qué desea tu cliente debes reunirte primero con ella?, ¿necesitas que llene algún tipo de documento o cuestionario antes de ponerte a trabajar? Acláralo a tu clienta (especialmente con aquellas que te contactan de forma digital y no presencial) que tienes un proceso sólido que brindará resultados.

Explica exactamente lo que implica tu servicio con persuasión. Incluso si crees que todo es algo estándar, y personalízalo para el proyecto.

Puedes anexar (si crees que es necesario) una introducción resumida sobre cada servicio en particular, explicando por qué es importante y el valor que aportará a su negocio.

Incluye precio, y súmale el monto por concepto de impuestos adicionales en caso de que lo lleve. (en mi caso, pago a impuestos internos del país por ley, y lo digo claramente) y anexa datos bancarios con la información suficiente para que tu cliente tome acción, sin preguntar de manera adicional por estos detalles.

El punto es que, para cuando tu lectora llegue a tu precio, el valor que ofreces es claro como letrero de neón.

Después de haber hecho todo eso, enumera la inversión del proyecto. Elige tus palabras cuidadosamente aquí. Les estás pidiendo a tu clienta que invierta en su negocio y no se hagan cargo de un gasto. Es una propuesta muy diferente.

Claro, algunas buscarán el precio primero; pero tu objetivo es llevarlas a un viaje para que cuando lleguen al precio, vean tu servicio como una inversión. Y una inversión.

 PÁGINA 4 GARANTÍAS, TÉRMINOS Y CONDICIONES

No te imaginas la cantidad de dolores de cabeza que me quité, al escribir esta página.

Los contratos de trabajo siempre deben realizarse por escrito. Los acuerdos verbales normalmente no son válidos y son difíciles de demostrar en caso de duda o conflicto. Los contratos por escrito dejan las cosas claras y son una prueba para ambas partes.

Para la contratante, tener claridad de sus derechos y deberes contigo, le dará la seguridad de trabajar con un profesional que ha definido claramente sus obligaciones, y el acuerdo respecto a todos los términos del proyecto y su magnitud.

Para ti como profesional (especialmente si ofreces servicios como yo de manera independiente) tener la seguridad de que tu contratante es totalmente consciente de sus obligaciones, y acordó cumplir los términos establecidos, es un aval de garantía y confianza.

En mi caso, defino rondas de revisiones de mis textos, correcciones, formas de cancelación, y fechas de entrega.

 

PÁGINA 5: LLAMADO A LA ACCIÓN:

Así como en un texto comercial, tu prepuesto debe tener un claro llamado a la acción inspirando confianza.

Te anexo este carrusel que preparé en mi cuenta de Instagram con varios tips y herramientas: Aquí la publicación

Si tu cliente potencial acepta y desea trabajar contigo: ¿qué debe hacer luego? ¿Comunicarse vía correo electrónico? ¿Ubicarte por un mensaje privado en tu cuenta de Facebook? ¿llamarte por teléfono? dile cuál es el siguiente paso a seguir.

 

PASO 6: ANEXOS PROFESIONALES

Los anexos son agregados de un trabajo que podemos incluir al final del documento. Generalmente son instrumentos que se valen por sí mismos y ofrecen información adicional que contiene el documento principal.

Si tienes folletos electrónicos, enlaces donde tu cliente potencial podrá encontrar más de tu trabajo, tal vez una publicación en alguna revista donde se encuentra uno de tus productos, una participación en un congreso, es el área perfecta para hacerlo.

¿Es demasiado largo para ti?

Dependerá de tus objetivos comerciales y valor de tu producto o servicio.

Mi objetivo es que mi clienta potencial tomará su decisión sin volver a hablar conmigo (o sea, sin necesidad de preguntarme una y otra vez por algo en particular). Significa que me estoy asegurando de que tenga toda la información necesaria para inclinar la balanza a mi favor.

¿Es mucho trabajo crear este tipo de propuesta de redacción?

Puede ser.

Una vez que creas una plantilla de propuesta con tus encabezados, colores de marca, logo y demás elementos visuales, en realidad es muy fácil (y rápido) armarlo.

¿Vale la pena?

Seguro.

Un presupuesto escrito con persuasión, muestra que tomas el trabajo lo suficientemente en serio como para ayudar a tus clientas a tomar la decisión correcta.

¿Cambiarías tu formato presupuesto por una propuesta de inversión? ¿Apuestas por una oferta que no puede ser rechazada?

Te espero en la sección de comentarios guapa.

 

Meli.-

 

 

 

 

 

¿TU POTENCIAL CLIENTE ES MUJER? APRENDE A ESCRIBIR UN BUEN TESTIMONIAL

Convencer a una mujer para que compre un producto o servicio en internet, no se da de la noche a la mañana. Quien te lo diga, miente. Si se trata de persuadirnos, cuesta el doble. Muchas, compramos por la emoción del momento, indecisión ooooo…Lo que nos dicen otras.

Por lo tanto, debemos esforzarnos para ser seleccionadas. Tu potencial clienta, al buscar en internet quiere estar segura del profesional a quien van a contratar. Quiere saber si el servicio funcionará para ella. ¡Pues hasta yo!

Cuando escoges a alguien, es probable que haya sido gracias a que otras, han usado tus servicios con anterioridad. “Si a ella le fue excelente, yo quiero eso también para mi” es lo que se piensa usualmente. El reto al que profesionales digitales nos enfrentamos, es asegurar que también seamos una opción segura y confiable. Demostrar que podemos ofrecer un servicio altamente competitivo.

¿Alguna herramienta para hacerlo? ¡testimoniales o prueba social!

Ahora bien, primero lo primero.

Definamos qué es una prueba social:

La prueba social, es un principio de psicología social que se utiliza en marketing. Tiene por objetivo mostrar como otras personas se han beneficiado con tus productos o servicios. Sirve como poderosa herramienta para establecer confianza y alentar a potenciales clientes a tomar acción.

En criollo, esto se traduce en:

La gente seguirá a la multitud, si cree que hay algo también para ellos.

¿POR QUÉ NECESITAS ESCRIBIR TESTIMONIALES CON PERSUASIÓN EN TU NEGOCIO ENFOCADO EN LA MUJER?

Porqué en nosotras, ejerce una fuerte influencia en la toma de decisiones, despejas dudas y muestra como tu solución las ha satisfecho de distintas maneras.

 

¿Deberías utilizarlos en tu sitio web o redes sociales?

A ojo cerrado sí. Puede mejorar tus resultados dramáticamente.

Escribir algunos testimoniales para terapeutas, abogadas, o psicólogos en sus plataformas sociales puede ser un poco más complicado debido a temas éticos. Por lo tanto, algunos de los métodos a continuación no son aplicables a todos. Sin embargo, la mayoría podrá ser utilizado por otras profesionales.

ESTRATEGIAS PARA ESCRIBIR BUENOS TESTIMONIALES:

  1. Utiliza beneficios y ventajas:

Incluir testimonios en tu sitio web y tener reseñas de usuarias satisfechas, son algunos de los mejores tipos de pruebas sociales que existe. A las mujeres nos encanta leer citas directas de cómo otras, han logrado los resultados que desean.

Se imaginan a sí mismas en la piel de la persona cuyo testimonio o reseña leen, y es más probable que se convenza de que puede beneficiarse de tus servicios y productos.

El mejor formato para los testimonios, es describir la situación antes de que tu cliente se beneficiara de tu servicio o producto y luego, los resultados que logró.

 

Ejemplo de texto sin Copy:

“Las joyas de Lorena son de acero inoxidable con detalles sutiles en oro blanco y color dorado que me gustan mucho”.

Con Copy:

“Adquirir las joyas de Lorena ha sido una gran inversión para mí. Por estar diseñadas de acero inoxidable, no se corroen fácilmente, y por supuesto duran el doble de tiempo. También me permiten combinarlas con ropa casual y elegante, eso me gusta porque las adapto a mi gusto. Además, la atención en sus redes sociales no me la he encontrado con casi nadie. Es realmente esmerada”.

¿Se nota la diferencia al utilizar beneficios y ventajas? Claro que sí.

Usando características estarás describiendo el producto o servicio, tamaño, color, composición, etc. Al utilizar la ventaja, lo comparas frente a otro producto o servicio competidor. Y al redactar los beneficios, destacas aquellas mejoras que experimenta el cliente final, y que cubren sus necesidades.

2. Sin tanto azúcar por favor

Evita expresiones poco convincentes y demasiado edulcoradas tipo:

“Hola, soy Alejandra Martínez. Vivo en Maracaibo. Con Carolina me fue espectacular, porque ella es fantástica. Es la mejor”

¿Acaso este texto te indicó algo específico de cómo ayudó Carolina a su cliente o qué habilidades específicas tiene Carolina? ¿Cómo estaba Alejandra y en qué situación se encontraba antes de contratar los servicios de Carolina? ¿Te habló algo de la diferencia entre contratar a Carolina y contratar a otra profesional?

Eso al final, no le dice o aporta nada, a quien está leyendo la cita.

3. Específico

 

Lo digo en mi artículo sobre el poder de lo específico y la brevedad al escribir. (Te envío el enlace que de seguro te ayuda)

Eso no deja de lado la escritura de un buen testimonial, pues les brinda foco y estrategia. En algunas veces, hasta con menor cantidad de palabras.

Ejemplo de testimonial disperso:

“Puedo decir con propiedad que este curso de productividad de Fernanda fue un proceso de introspección, de hacerse preguntas sobre lo que me hace vibrar, lo que quiero para mí y para mi entorno en cuanto a mi manera de atender a los clientes. Creo que gracias a este curso pude volver a tener sueños nítidos”.

Constanza.

Siendo específica:

“Con el curso de productividad desarrollado por Fernanda, tuve un incremento del 30% de mi rendimiento comercial los primeros tres meses luego de hacerlo, acortando los tiempos de espera de mis clientes. Con lo aprendido, gané el doble de tiempo y dinero. Al fin, pude dedicarme a dos proyectos que estaban estancados”

Fernanda.

Fueron ejemplos reales te cuento. No hay mucho qué decir. La segunda opción le ofrece resultados “tangibles” a tu potencial cliente.

4. No los inventes y pongas en su boca palabras que no han dicho:

No veo manera más rápida para que tu reputación se vaya al piso, que inventar o mentir en un testimonial.

No pierdas la voz, y expresiones reales de tus clientes. Usa su misma forma de narrar su experiencia contigo. Utiliza sus propias palabras y jerga, pues estarás aportando autenticidad y honestidad a tu marca.

El uso de nombres completos, sitio web y fotografía, también mejora la credibilidad, confiabilidad de los testimonios. Eso incluye tus redes sociales. Mira por ejemplo mi cuenta de instagram

Ellos, tienen la capacidad de aumentar la empatía y capturar la atención de tu potencial cliente una vez que llega a la web.

5. Número de suscriptores de correo electrónico

Suscribirse a una lista de correo electrónico o boletín requiere mucha confianza, especialmente ahora con la gran cantidad de boletines electrónicos disponibles.

Si tienes muchos suscriptores, una buena idea es mostrar la cantidad de personas que ya se han registrado en tu lista de correo electrónico para ayudar a generar confianza en que vale la pena registrarse.

Si aún no tienes muchas suscriptoras, incluye algunas citas de mujeres que describan el valor de ser parte de tu comunidad.

Tuve una clienta que en su sitio web tenía 50 mil suscriptoras.

En lugar de escribir “suscribirse” en el botón de registro en el que las usuarias hacen clic para ingresar a la lista de correo electrónico, escribí un botón que dice: ” Súmate a más de 80,000 emprendedoras que reciben recursos y tips gratis”.

La prueba social está en el botón.

Tener más de 80,000 suscriptoras muestra que mi clienta tenía muchas seguidoras, y su contenido es lo suficientemente confiable y de utilidad como para ser parte, y el uso de la palabra “emprendedoras” también ayuda a otras mujeres a identificarse con un grupo.

La primera vez que pedí testimonios me llegaron los típicos “me gusta muchos trabajar con ella”, “he mejorado mucho, la recomiendo”. Y por supuesto hice algo al respecto.

Mi deber fue guiar a mi clienta con preguntas focalizadas y específicas para facilitar sus respuestas, utilizarlos con honestidad y ser efectivos.

Al final, mis potenciales clientas (quienes leían) iban a su web o redes sociales a revisar y eso, aportaba tráfico para ella por igual. Es un ganar-ganar.

La prueba social funciona.

Refuerza tu voz de marca, comunicación y proceso comercial, al generar confianza y credibilidad. Inspira a las personas a querer lo que tienen sus otros clientes, seguidores y suscriptores.

¿Estás utilizando algún método de prueba social en tu sitio web o redes sociales? Si no, ¿cuál de estos métodos podrías agregar?

Por favor cuéntame en los comentarios a continuación.